Bienvenidos
 

Carlos Jaurena – Exposición – M.I.Q. Guanajuato

Exposición “Un hombre con pasado”

Febro 9 – Abril 6

Museo Iconográfico del Quijote Guanajuato, Gto. México.

Galaxia Jaurena

Se reúne aquí una muestra sintética de la obra del autor. Cajas y pinturas de reciente creación integran la presente exposición, dando la oportunidad de conocer a un creador singular. Sus objetos funcionan como disparadores de significados y establecen un juego silencioso que apela a la propia historia de aquel que mira y reflexiona. La colección de motivos de Carlos Jaurena pareciera una suerte de baraja o lotería: temas mexicanos en desuso que guardamos en nuestra memoria, que son parte de la historia de todos y que resuenan en una remota psique social.

Carlos Jaurena encontró muy pronto su vocación. Fue parte del movimiento contracultural de la Ciudad de México de los años ochenta del siglo XX. Perfomancero, patineto y aguerrido promotor de diversas manifestaciones e iniciativas, por ejemplo: Sindicato del Terror, El Ghetto, Pelos de cola y Producciones M’hija. Proyectos que se convirtieron en plataforma de conocimiento y cimentaron la carrera de un artista con una visión personal y que elabora su obra a través de un dialogo intimista.

Instalados en un tiempo indefinido, estático, los personajes silenciosos de Jaurena se mueven lentamente en su propio universo vintage y deambulan sin encontrar su camino.

Los seres que pueblan la obra de Carlos Jaurena provienen de otra galaxia, de una zona tan lejana que nos resultan familiares e instalados en un tiempo indefinido y estático. Se trata de personajes silenciosos que se mueven lentamente en su propio universo vintage y deambulan, en una eterna búsqueda, sin encontrar su camino.

Jaurena es un ilusionista, se vale de la gramática de la cotidianidad para hablarnos de su mundo. Sus historias son arcanos que nos atraen, a imagen de cuentos primitivos de épocas pasadas. Arte narrativo, re-significación de la memorabilia, intriga como leit motiv.

Jaurena es un viajero intergaláctico: es nuestro capitán al mando de la nave. Sus cajas son ventanas que saltan en el tiempo; nosotros, en cambio, somos pasajeros que elaboramos un itinerario en función de los significados que nos dicta nuestra propia historia. El capitán sólo nos ofrece el paisaje y nosotros decidimos el rumbo. Hombres taciturnos —J. M. Servín dixit— pueblan sus pinturas; también, palabras como arquetipos. La paleta monocroma de Jaurena es su firma indeleble; sus recursos son cuidadosamente planeados, potenciando la sensación nostálgica de la obra.

Sean bienvenidos a este universo, viajen a través del tiempo y el espacio, piérdanse en su mundo nostálgico y deambulen por sus calles, paisajes, cielos; hablen con los personajes y sus objetos; y, al final, regresen al mundo para atestiguar la peculiaridad de la Galaxia Jaurena.

René Velázquez de León
Febrero 2018