Preguntas Frecuentes

Preguntas Frecuentes

¿Quién inventó el Globo?

El globo aerostático constituyó el primer triunfo del hombre en sus propósitos de vuelo; fue inventado por los hermanos Montgolfier; se probó por primera vez en 1782, y su popularidad fue creciendo en los cien años siguientes. Los globos que usamos en la actualidad se empezaron a desarrollar después de la segunda guerra mundial.

¿Es seguro volar?

Un globo aerostático no tiene implementos mecánicos, lo cual la hace la aeronave más segura que existe, además de contar con los materiales de construcción más resistentes. Nuestros pasajeros van desde los 7 años de edad hasta más de los 80 años.

El globo está fabricado con una tela especial de nylon, la cual resiste las altas temperaturas, así como las tensiones que en el globo se generan, evitando así las rasgaduras. La canastilla es de Ratán, un material flexible, además tiene un alma de acero y madera con lo cual se convierte en un lugar muy seguro para viajar.

Qué tipo de globo usamos?

Los globos con los que trabajamos son del tipo de aire caliente; el globo se infla con aire que es calentado a través del quemador que está sujeto a la canastilla. Estos globos no llevan sacos de arena (lastre) y tampoco están inflados con gas. El globo funciona con un principio físico muy simple, “el aire caliente pesa menos que el aire frío”, es por esto que cuando el globo está lleno de aire caliente, se eleva.

¿Cuántos pasajeros viajan en un globo?

Los globos existen de diferentes tamaños, es por esto que las canastillas están diseñadas para llevar desde 1 pasajero hasta más de 20 viajeros, estas últimas generalmente se utilizan para paseos en safaris fotográficos.

¿Cuánto dura un vuelo?

Los globos aerostáticos “normales”, tienen una capacidad de vuelo limitada, ya que trabajan con tanques de gas Propano, mismos que llevan dentro de la canastilla, estos tanques que abastecen de combustible al quemador tienen una duración aproximada de 90 minutos a 2 horas.

¿Cuánto mide un Globo?

Los hay de diferentes medidas, desde los 25 metros de altura hasta los 60 o 70 metros, estos globos en su ecuador podrían albergar un trailer.

¿Cómo es un festival de globos?

La ascensión de más de un globo aerostático es un espectáculo fascinante; su volumen y majestuosidad imponen asombro a los espectadores, particularmente a los niños, y su suave colorido y bamboleo entre los aires inspira quietud y anhelo. El conjunto de globos volando en un solo espacio aéreo al mismo tiempo es un espectáculo inolvidable, con gran atractivo para los espectadores. Participar en la ascensión es una experiencia extraña, paradójica, donde la exaltación y la calma, la sorpresa y la euforia se conjugan; la sutileza del despegue y el estatismo contemplativo que caracterizan este tipo de vuelo han garantizado la permanencia de esta práctica en el mundo y de los Festivales que la difunden.

¿Qué se ha escrito del globo?

Jorge Luis Borges

Como lo demuestran los sueños, como lo demuestran los ángeles, volar es una de las ansiedades elementales del hombre. La levitación no me ha sido aún deparada y no hay razón alguna para suponer que la conoceré antes de morir.

Ciertamente el avión no nos ofrece nada que se parezca al vuelo. El hecho de sentirse encerrado en un ordenado recinto de cristal y de hierro no se asemeja al vuelo de los pájaros ni al vuelo de los ángeles.

El globo, en cambio, nos depara la convicción del vuelo, la agitación del viento amistoso, la cercanía de los pájaros.

No está de más decir que la magnífica topografía del valle de Napa, tan variada y voluptuosa, acentúa la exquisitez de la experiencia. La experiencia de la percepción única y, a la vez, universal, de volar.

El espacio era abierto, el ocioso viento que nos llevaba como si fuera un lento río, nos acariciaba la frente, la nuca o las mejillas. Todos sentimos, creo, una felicidad casi física. Escribo casi porque no hay felicidad o dolor que sean sólo físicos, siempre intervienen el pasado, las circunstancias, el asombro y otros hechos de la conciencia.

El paseo, que duraría una hora y media, era también un viaje por aquel paraíso perdido que constituye el siglo diecinueve. Viajar en el globo imaginado por Montgolfier era también volver a las páginas de Poe, de Julio Verne y de Wells.[1]

[1] Jorge Luis Borges, “El viaje en globo”, en: Atlas, Buenos Aires, 1984.

Cinco semanas en globo es una novela del escritor francés Julio Verne, se publicó con el título completo: Cinq semaines en ballon. Voyages de découvertes en Afrique par trois anglais. Rédigé sur les notes du docteur Fergusson.

Se trata de la primera novela de Julio Verne, mezclando una intriga plagada de aventuras y descripciones técnicas, geográficas e históricas. El libro lleva a cabo un buen resumen de las exploraciones del continente africano, que en aquella época no era totalmente conocido por los europeos y al que acudían muchos exploradores en busca de sus secretos.

En poco tiempo es un éxito absoluto. El libro aporta a Julio Verne la tranquilidad económica y un contrato con la editorial de Pierre –Jules Hetzel, que publicará varias decenas de sus obras durante más de cuarenta años.